Desde el principio

Desde el principio

Para retomar la tarea después del verano, vamos a comenzar desde el principio… Para hacer una libreta, hay que empezar con los folios, blancos, reciclados o de colores, hacemos los fascículos, de 5 hojas, y como en este caso, preparamos las cartulinas, que serán del mismo color que el lomo de la libreta, todo a conjunto jjjj, monísimo.

detalle2

detalle3

Cuando ya tenemos los fascículos preparados, señalamos donde va a ir el hilo, y hacemos los agujeros, yo los hago con un punzón, es una tarea activo, ya os lo dije. Hasta aquí, sólo para preparar el bloque, después cosemos todos los fascículos con sus separadores, y casi tenemos un bloque. Nos ayudamos de la plegadera para poder doblar mejor y más fácilmente los fascículos.

plegadera

Para completar este proceso, hacen falta las guardas, que también irán en el mismo color que los separadores, la cinta de registro y el lomo, siempre cuido los detalles. Y todo esto es para llegar a tener el bloque de la libreta. Son los pasos que hay que seguir para conseguir el resultado final que queremos. Por eso, siempre os comento que es un proceso manual, en el que hay muchas horas de trabajo detrás, para que todo quede en su sitio.

de conjunto

con los papeles

arriba

Necesitamos mucha materia prima de papel para poder elaborar los encargos. El resultado final mola, pero como en cualquier proceso donde trabajes con las manos, artesanalmente, es laborioso. Si os gusta lo que hago, y en algún momento veis un papel que os mola, pídemelo y reservatelo, porque los voy renovando y después, puede ser que ya no esté.

Una  vez que tenemos el bloque, hay que hacer las tapas, elegir el papel, preparar el cartón, la goma de cierre, en fin, otra serie de pasos para llegar a tener una libreta hecha a mano, aquí en artesaniaconpapel.

1 Comentario

  1. Ole esas manos.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *